Lunes, 28 de Septiembre 2020
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 10/05/2020

RELACIONES EN PAREJA

Bailar el Reggaton y terminar los dos con un ataque epiléptico

Almeria 24h
Compartir en Facebook


RELACIONES EN PAREJA


PUBLICIDAD

(He recibido mi merecido diploma de catedrático en perder el tiempo. Otro, de tener la ironía y risa como supervivencia que cuelgo con orgullo en la única pared que queda en pie en mi casa debido al taladro. Ya hemos saturado todas las distracciones posibles en el confinamiento y hemos llegado al paroxismo de la inventiva. Hasta el recurrido, “Me aburro…,¿Echamos un polvo…? se ha desgastado)

Uno de los mayores adhesivos sociales es el compartir actividades y aficiones comunes. Durante estos días de encierro conjunto, aconsejo buscad aquello que os gustaba hacer en el pasado, cuando comenzó la relación y que, quizás, habéis dejado abandonado. Ahora que tenéis todo el tiempo del mundo, es el mejor momento para retomar viejas aficiones. Quizá os guste cocinar en pareja y despojar una pizza congelada de sus ingredientes por su toxicidad.

Bailar el Reggaton y terminar los dos con un ataque epiléptico. Ver vuestra película favorita, obra cumbre y digna de Oscar de Pajares y Esteso como “Los bingueros. Tal vez podáis probar a realizar actividades juntas que nunca habíais probado como es estar los dos leyendo el mismo libro y esperar que el otro pase la página; jugar a juegos de mesa sin mesa. Si cada uno tiene aficiones que no sean compartidas por la pareja como coger el taladro, hacer agujeros en la pared y después taparlos que también resulta necesario buscar un momento al día para inculcar a la pareja en lo divertido que es.

No tenéis porqué compartir el mismo espacio físico las 24 horas del día; cada uno puede buscarse su propio sarcófago en un rincón para aislarse y practicar por separado el tiempo a vuestras aficiones tales como jugar a la brisca tú solo, pensar en proyectos particulares que a la larga se quedaran en proyectos, saltar a la comba sin cuerda; poner una alpargata en el microondas o barnizar la misma puerta cada tres días…, o disimular gases que se escapan.

La estrategia comunicativa, es la herramienta más efectiva que posee el ser humano para resolver los conflictos de forma saludable que la gimnasia de terraza, a veces, no resuelve ni el empeño de, día tras día, regar las flores de plástico para aspirar su olor. Básicamente, consiste en poder hablar de lo que nos ha cabreado del otro de forma que la otra parte pueda comprender cómo nos hemos sentido. Muchas veces, una parte se enfada y te manda a tomar por culo cuando la otra ni siquiera sabe lo que le ha sucedido. Cuanto más se pueda explicar, mucho mejor: “Has hecho o has dicho que mi padre…” o “me has hecho sentir mal porque has dicho de mi madre que…”. Hay forma de paliar esa discusión que es juntar al padre y la madre para que resuelvan el conflicto ellos solos.

Cuando surjan los amargos trances verbales - porque es normal que esto ocurra durante el confinamiento - es importante no dejar pasar el tiempo y solucionar el problema ese mismo día y no dejarlo para cuando nos dejen libres ya que cuando gocemos de esa libertad, los problemas se recrudecen recordando ella “¿El porqué no te sentaste en la silla que me regaló mi madre?” o por parte de él, “¿Por qué descolgaste el cuadro de mi padre con siete perdices en la cintura…” ¿Cómo se soluciona? Aclarando lo sucedido, planteando los puntos de vista de cada uno y llegando a los acuerdos necesarios para el futuro cocinando ella las perdices del retrato y él quitándole el respaldo a la silla.

No olvidemos que el encierro que estamos sufriendo debido al estado de alerta por el corona/ocio supone una dura prueba para muchas parejas que se ven obligadas, por un tiempo indefinido, a pasar todos los días juntos cuando lo habitual, sano y aconsejable es que sea vean más bien poco. Que el roce, gestor del cariño, a veces se torna en hartazgo y empacho y por lo tanto, esa coexistencia, puede acabar conflictiva cuando ella ya no le permite hacer agujeros en la pared porque ya la ha derribado y él ya ha llegado al aguante que el menú diario consiste siempre en lo verde del plato/dieta olvidándose los dos que la salsa de las discusiones siempre es en VACACIONES donde las discordias aumentan, por lo tanto, desde mi Máster, tipo Pablo Casado, en “Psicologia Retro-Presuntuoso” pensemos seriamente que este confinamiento no ha servido para que nuestra convivencia en pareja sea un ejemplo para intentar cambiar algo que es genuino y no hay pandemia que la extermine como “disfrutar “ juntos esa VACACIONES que se considera otra plaga más.

Mi deseo, como psicólogo de dudoso estudio y procedencia, repito, tipo Casado, invito a las personas a que hagamos un mundo mejor en la comprensión y en el respeto hacia los demás. Por mi parte, en buena voluntad, ya he anunciado quitarle la broca al taladro y mi mujer aleja lo verde y veo con cierto entusiasmo un muslito de pollo: Un buen inicio para seguir y llevar a buen puerto nuestra relación en pareja y prometernos no ir de VACACIONES para que esa relación siga estable y hasta idílica. Procurar que el individualismo no nos ponga en el apartado del “yo” como realización social ya que el bien humano no es el encierro en si mismo sino la donación, la generosidad, la apertura…y que la convivencia no sea a través de insultos ni ingratos recuerdos. (Todo ello, sin la necesidad de un taladro Bosch que llevarse a la boca fruto de mi nostalgia)

Juan Marcelo





07/05/2020 - .Almería - Gobernar en tiempos difíciles


06/05/2020 - .Almería - Cambio Climático: Estirpe de dragones


03/05/2020 - .Almería - LA IMPERIOSA NECESIDAD DEL OTRO


03/05/2020 - .Almería - VOLVER A LA NORMALIDAD




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h