Jueves, 21 de Octubre 2021
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Al-Hakam Morilla Rodríguez
Presidente de la Mesa Nacional de LIBERACION ANDALUZA - 11/07/2021

Sahara Libre en el corazón

"Los ojos no le sirven de nada a un cerebro ciego". Proverbio árabe

Almeria 24h
Compartir en Facebook


Sahara Libre en el corazón


PUBLICIDAD

El paso de los milenios ha visto el desplome de civilizaciones enteras. ¡Tantas ciudades se han arruinado y desaparecido del conocimiento humano! Culturas florecientes se han extinguido. Antiguas religiones, templos, creencias fanáticas yacen devoradas por los inmisericordes ergs. Valles antaño fértiles se tornaron pedregales... Y sin embargo el hombre ha seguido surcando los páramos desolados, sin inmutarse las generaciones ante el crepúsculo de pasadas glorias tragadas por el olvido.

El beduino a la hora de dar muerte o morir lo hace empujado por la extrema necesidad. Su moral inquebrantable diverge de la hipocresía del urbanita. Durante innúmeras generaciones ha debido concentrarse, para sobrevivir, en los valores humanos primordiales... y entre todos ellos el más importante: la Libertad.

El Pueblo Nómada, desde el Atlántico hasta los confines del Oriente, prefiere siempre un puro cielo de estrellas a las soberbias lámparas, la jaima del peregrino a los suntuosos palacios. No se ha dejado impresionar por el lujo de las opulentas urbes, la extravagancia de sus músicas y bailes nada suponen para quien es dueño del Silencio. Allí descubre que está de paso por lo eterno, en cada instante vive lo infinito, en una mota de polvo vislumbra el universo.

Está escrito que "el que mata a un sólo ser humano es como si matase a toda la Humanidad". Por eso si el que perpetra ese crimen capital se autodefine como 'árabe', y aprisiona, tortura, hiere o asesina a un saharaui, aniquila más que nadie a su propia condición humana. ¿No fueron Abraham (AS) y Moisés (AS) trashumantes ganaderos que atravesaron los yermos? ¿No fue acaso Jesús (AS) llamado 'el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas'? ¿El Enviado Muhammad (SAS) en su infancia no guardó el ganado de los beduinos Beni Atika...?

Se creen algunos infelices muy privilegiados, cuando llevan a sus hijos a educarse en Europa o Estados Unidos. Y no pocos de esos arrogantes alienados desprecian y marginan la simpleza del nómada como la hez de la sociedad. ¿Sí, de verdad, también lo fue la insigne nómada Halima (AS), nodriza del Mensajero (SAS) a la que siempre trató como a su propia madre, a la que no le llegáis ni a la altura de la suela de sus babuchas, vanidosos perros sin dignidad? Los verdaderos árabes, cuando el Islam aún no había eclosionado en su esplendor, llevaban a sus vástagos a forjar su carácter junto a los uadis baldíos, entre quebradas abruptas, para que aprehendiesen en la vida los valores más importantes, sin los cuales ponían en peligro a todos y a sí mismos. La sinceridad, la lealtad, la gratitud, el coraje acrisolado en soledad, el perdón, la amistad, el autodominio, la equidad, la prudencia, la humildad, el sacrificio, la compasión, la solidaridad, la paciencia... y otros frutos del Espíritu Humano que surgen cuando éste se encuentra ensimismado, en reflexión profunda.

A una gruta del árido paraje se retiraba el Mensajero (SAS), Hira, lejos de eruditos, mercaderes y guerreros, y en Yabal an-Nur (Montaña de la Luz) encontró toda la Sabiduría, toda la Riqueza y todo el Poder. La sencillez de una Cueva, donde expandido el corazón se hace Raíz aérea y universal, significó mucho más que todas las bagatelas que atesoran gran número de los que se presumen descendientes de la tribu de los Hilal o de los Beni Sulaim en el occidente norafricano... Fatuos magnates que hacéis gala de vuestra ascendencia en la Península Arábiga, ¿por qué no nos mostráis una fácil prueba de ADN, con una muestra de saliva tomada con un algodoncillo, para que no tengamos dudas de vuestros sedicentes orígenes? Y por cierto, ¿cómo es que la lengua hasaní de los nómadas es mucho más cercana al árabe que la vuestra materna? El insigne Pueblo saharaui occidental ya existía cuando el Egipto predinástico aún no había nacido, y sin ellos ni siquiera el surgimiento de la civilización faraónica puede explicarse hoy, por eso a esa prestigiosa cultura en su amanecer las modernas investigaciones la califican como Civilización Nilótico-sahariana.

La Taquba (espada tuareg) preserva un prestigio mucho mayor que el de los costosos tanques y los drones que le compráis a los que genocidan al Pueblo palestino, cobardes enemigos de toda la Humanidad.

El barato subterfugio de la ridícula cortina de humo de la 'marroquinidad de Ceuta y Melilla' sólo sirve a los que tratan de ocultar una corrupción y desigualdad propias de los tiempos del feudalismo, por eso algunos tiranuelos de los árabes aplauden este anacrónico absurdo. ¿Y por qué no habláis de la 'helenidad de Tracia oriental', enclave subcontinental hoy legítimo suelo turco? Más o menos por las mismas fechas que Ceuta y Melilla mudaran su régimen político, los otomanos administraron ese otro lugar del Levante mediterráneo fuera de Asia, testigo de alguno de los míticos Trabajos de Hércules.

¿Y acaso la antigua Adrianópolis (actual Edirne) nada tiene que ver con la historia y la cultura de Europa?, ¿no murió también en Cenofrurio (Tracia) el gran emperador Aureliano traicionado por los que creyó sus leales? ¿Otro emperador, Valente, no perdió la vida también allí resistiendo a la invasión goda? ¿No forma parte de una historia común, fraguada con mimbres diversos, el tracio Espartaco, arquetipo inmortal de héroe frente a la injusticia y la opresión? Vale, lo entendemos, el genial sabio musulmán andalusí Al-Idrisi era ceutí, con un monumento de homenaje en la ciudad, pero es que harto de nuestras fitnas estúpidas hubo de refugiarse en la corte normanda de Sicilia, donde floreció su talento aún hoy asombro del mundo.

Con razón se quejan los amasighen (los mal denominados 'bereberes') de Ceuta y Melilla de que, con las sandeces de los vox-mitivos, le hacen el juego a la megalomanía imperialista de ciertos iluminados del majzen (la casta) de Rabat. 'Paletos' los ha llamado con propiedad una parlamentaria muslima de la Ciudad Autónoma, al confundir fe religiosa con nacionalidad. ¿La 'pandilla vox-sura' pretende empujar a los nativos de allí desde hace siglos a que pidan protección al sicariato mercenario de las cloacas del palacio del sultán? ¡Qué inteligencia política! Los matones nacional-católicos que siempre se han sentido 'patriotas' del Estado extranjero vaticano - fundado por Mussolini -, dejan de hacer de pelotas lavasables de sacristía y sólo saben amenazar a ancianos, como al editor de la revista satírica El Jueves.

La brutalidad que avasalla a nuestros hermanos del Sáhara - o del Rif -, con la prepotencia mezquina de algunos caciques en Rabat, nada tiene que ver con la Aristocracia del Espíritu Humano, inapreciable Legado que sí albergan los saharauis. Así nos lo enseñó un sheijj melillero, Abderrahmán Mohammed Maanam (Abderrahmán Habsaui), y otro de Algeciras, Driss Mohammed Amar, que ha sabido detectar a un munafiq de Málaga, un tal Pedro Ignacio Altamirano, alias Fantomas, el cual colabora con la irreparable desaparición del medio natural de los invictos titanes de las arenas. Gracias, hermanos, por ponernos en máxima alerta. Sedentarizarles es igual que ejecutarles. Este último personajillo egocéntrico incita al belicismo antiargelino a los marroquíes (¿a quiénes beneficia la cizaña de esta escalada belicista?). Un mariposón de la politiquería que ha pasado por el PSOE, el PP, a ratos andalucista o catalanista, adalid de la anexión de Crimea proputinista o apoyando a la oposición golpista venezolana públicamente.

Histrión intoxicador con vocación de diva cañí de opereta, lo cual no quita para que el regidor de Málaga Francisco de la Torre, expresidente de la Diputación franquista, a veces incluso le dé cancha en el consistorio, cuando llega el otro de tiralevitas para regalarse su necio autobombo (debe ser porque el abuelo en su senectud añora las vistosas paradas de la Guardia Mora). Nuestro propio secretario general de Liberación Andaluza y malagueño de adopción, Francisco Álvaro Castillo Morón, Al-Mansur Castillo, llegó a confesarme en un viaje a Sevilla que el trepa veleta Fantomas le comentó en el pasado, cuando aún le baboseaba a su vera disfrazado de 'amigo', que 'había estado colaborando con el anterior CESID - actual CNI -, pero que ya lo había dejado' (algún día relataré en detalle como consiguió las firmas para fundar su partidito Somos andaluces, con el truco de 'firmad en esta bandera con valor sentimental que tenga un recuerdo', para acto seguido presentarla en notaría como acta fundacional, y quienes participaron en el esperpento).

El exterminio de los ancestros de la Raza Humana, Memoria árabe primordial de la Humanidad, para cebar la carrera armamentista y el racismo, no lo vamos a tolerar, así sirva a las alcantarillas de la CIA, al Mossad, al CNI o al puro oportunismo tripero, como parece ser el caso de ese indigno patán. Sin importar a nadie además que se termine de aniquilar al Pueblo Palestino a cambio.

Quizá cuando me llegue el momento de partir hacia la última travesía no piense, en mis tal vez postreros momentos de lucidez, en la caricia de una madre, en el abrazo de una hija o en la sonrisa de una amada. Lo que me marcó de modo imperecedero fue una mirada. Hace años, con el hermano de un amigo, funcionario encargado del departamento de estadística en Idlib (Siria), antes de esa ignominiosa guerra de más de diez años.

Me costó trabajo convencerle. Le dije que quería conocer a un auténtico nómada. Tras algunos fallidos intentos durante varios días por aquellos eriales, en su viejo Lada ruso, en un viaje de varias horas por fin llegamos al austero y efímero hogar portátil de ese hombre. Muy tranquilo nos recibió sentado en su jarapa haciendo té a la entrada de su tienda. Debió escuchar el motor al acercarse desde mucho antes. Tras las preguntas del administrativo, relativas a su misión de inventario sobre la clase y el número de animales existentes en la extensa área, me presentó como un forastero llegado del otro extremo del Mediterráneo. Jamás olvidaré sus ojos, que hoy inspiran estas líneas.

Si existe algún lugar donde habita la grandeza del ser humano, el Honor, vive en esas enigmáticas pupilas. Sima insondable que traspasa las almas. Puertas oculares hacia un Más Allá ignoto e inabarcable, donde todo disimulo se ausenta. Prístina energía de ébano que en el alba de la Materia Obscura sustanció los mundos primigenios. Supe que estaba ante el señor terrenal no sólo del espacio y del silencio, sino también del tiempo. No medió ni una sonrisa, ni una palabra. Me observó unos interminables segundos, fijamente, y sostuve con enorme dificultad aquella mirada, capaz de absorberlo todo, sin mover ni un músculo de la cara. Y tras ese esfuerzo de alguien extraño en su medio, el té que me ofreció me hizo sentir mejor que si me hubiese regalado oro o piedras preciosas...

El Sáhara significa para los andalusíes la Divina Puerta donde al Lah (SWA) se manifiesta, y el ser humano no puede envilecerlo sin acabar antes consigo mismo. Así quiso el Destino además que Ceuta y Melilla ostenten una relevancia sacra para nosotros. Son los Ojos de los andalusíes por los que contemplamos a nuestra Madre África, y a través de ellos Ella también nos ve.


Al-Hakam Morilla Rodríguez, Coordinador de Liberación Andaluza




05/07/2021 - .Almería - Pescadores a la orilla de la playa


04/07/2021 - .Almería - ¡MENOS MAL QUE…!


04/07/2021 - .Almería - Dios y nuestros fracasos


27/06/2021 - .Almería - EL OFICIO DE LA TEOLOGÍA




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h