Miercoles, 08 de Diciembre 2021
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 27/06/2021

EL PELICANO

En resumen, el beso, expresión pura, representa la fluidez en las relaciones más o menos intima en conocidos y familiares

Almeria 24h
Compartir en Facebook


EL PELICANO


PUBLICIDAD

Desorbitado e impotente en su aceptación de lo vivido se presentó mi profesor favorito, Cojonciano Ceropelotéz en el aula para explicar abrumado que ha empleado dos meses de vacaciones para un seguimiento y estudio de cómo un pelícano teniendo un buche debajo el pico pueda comer. Otro trago más de crisis como cuando en un seminario, su disertación se baso en que necesitamos los pies para poder andar. Cojonciano, era de férreos ideales y siempre nos decía que cuando muriera, le pediría a San Pedro una nube que no estuviera ocupada, en soledad, recordando su romance durante siete meses con la presidenta de la Catequesis Parroquial del Octavo Día que resultó ser un travesti.

Han pasado ya varias fechas en que se conmemoro el Día Internacional del Beso en recuerdo de una pareja tailandesa que prolongo el cariñoso ósculo 58 horas y parece ser que premiaron dicho acto con el destierro ya que la pareja exigió pasar seguidamente a un cuarto oscuro y las normas del concurso penalizaba dicha iniciativa. Por lo visto, esos jueces no cotejaron la máxima de “Allí donde todos piensan igual es que se piensan poco”

El coronavirus nos ha dejado sin abrazos y besos y en consonancia con esos besos nos ha privado de la carga de dopamina – que no es un exabrupto de la arpía Monasterio – y serotonina que tampoco se refiere a observar al Emérito con turbante. El beso es un gesto amistoso, amoroso, cariñoso, cordial…, siempre según donde se deposite y sus intenciones.

Según el magazine “La tentación vive abajo” bajo la firma de la corresponsal, Exuberancia de Ubres, asegura que el 74% de los jóvenes no echa de menos el saludo con dos besos secuencias restrictiva que alivia a los tímidos y torpes emocionales y que por contra, solivianta a los besucones, - con o sin baba – y lamerones con excesos que haría sufrir hasta al llorón Ortega Cano. Hay besos que se dan con ternura, cierto apego amistoso y agrado al recibir a esa persona. Hay besos que despiden más fuego que los ordenadores de Bárcenas cuando tienes ante ti esa fémina conocida y deseable a la que te presentan.

Por ello, no olvidemos que el beso tiene su propio manual de urbanidad, método de empleo y hasta albaranes de apuntes para colorear. (Extenso tratado que deja en mantilla la letra pequeña en la firma de una hipoteca) Que el beso se practica con gente conocida con la que existe confianza y se intenta afianzar la misma aunque sea un fugaz chupón pasajero y que ese saludo tan esencial exige certeza en la reciprocidad: que es ese beso y la manera en que se da sin falsedades ya que existe el beso perverso - cierta delicadeza hacia ese chupón para no corresponderle con un lapo – ya que también se puede juntar las dos mejilla, como en ciertas culturas incluida Villanueva del Trabuco y que no es de buen gusto lanzar sonoros besos al aire sea de la parte del cuerpo que fuere. (El fluido sonoro, se penaliza al mandar un beso desde la cavidad subterránea y se considera nauseabundo, repulsivo, y fuera de lugar, demostrando poco respeto al destinatario que es el que lo recibe y encima lo traga) También existe el beso negro…, el beso negro que… el beso negro que es muy dado en el área subsaharianas entre personas de raza negra.

Poco más destinado a nuestros besos olvidados y sin ejecución debido a la pandemia. Donde una mascarilla ha recibido más besos que Albert Ribera en sus “Cincuenta sombras”

En resumen, el beso, expresión pura, representa la fluidez en las relaciones más o menos intima en conocidos y familiares. El cariño y el acato. Volveremos a besarnos de nuevo, aunque para ello tengamos que implantarnos un nuevo código ético. Quizás lo hagamos con ciertas reservas, pero a la larga, se impondrá la confianza y si vemos que esas reservas nos hacendudar mucho, las palmaditas en las nalgas también demuestra cariño y algún que otro hostión que también viene bien ya que a veces nos apropiamos de una excesiva confianza que no nos han dado.

(Un curioso dato acaecido el domingo en la Plaza de la Glorieta de Carboneras: Una amiga que hacía tiempo no veía, me soltó un sonoro beso en la mejilla y me dijo que desde que se puso las dos vacunas de Bambú-12, tenía verdadera fijación en que el comisario Villarejo era inocente de todos los cargos que se les imputan)

Juan Marcelo




20/06/2021 - .Almería - Cristiano y el veneno de la Coca Cola


20/06/2021 - .Almería - IGLESIA Y SOCIEDAD


20/06/2021 - .Almería - SURREALISTA PRESENCIA


20/06/2021 - .Almería - Las tempestades de nuestra vida




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h