Lunes, 23 de Noviembre 2020
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Cultura - Almería - 25/10/2020

Gasolina. Capítulos 7 y 8

Una historia original y desconcertante que puedes disfrutar de forma gratuita en Almeria24h

Almeria 24h
Compartir en Facebook


Gasolina. Capítulos 7 y 8


PUBLICIDAD

Capítulo 7. Respeto

Los días pasaron lentos. Gasolina y yo vivíamos encerrados en casa. Por suerte, Andrea nos traía comida. Era muy considerada. Yo fui recuperando la voz y Gasolina volvía a ser como antes, alegre y divertida. Mis vecinas han vuelto a tener visitas nocturnas y cuando discuten con alguno de sus amigos me llaman para que hable con ellos. Yo los trato con mucha cortesía y ellos siempre piden perdón. “Con la educación se llega a todas partes” les digo. Eso me enseñó a mí mi padre.

Una noche que parecía no tener visitas, Andrea vino a mi casa con dinero. También me dio las gracias por todo lo que estaba haciendo por ellas. No entendía nada pero no quise discutir porque parecía ilusionada y para no mentirle me quedé callado. Mi padre decía que mentir estaba bien si era para conseguir algo, hacerlo por nada sí que era un pecado. Andrea me miró unos segundos como si esperara una respuesta. Pero yo no había preguntado nada. “¿Quieres que te haga una felación?”. Me preguntó. Levante los hombros dudando porque no conocía bien esa palabra. Sabía que era algo guarro, sucio y que tenía que ver con el sexo. Andrea se arrodillo me bajo los pantalones y comenzó. En ese momento me juré a mi mismo que cuando una chica me volviera a hacer esa pregunta no volvería a dudar.

Andrea y Ana siguen dándome dinero cada cierto tiempo. Yo lo meto en mi bote del dinero. También me han comprado ropa nueva y un reloj, pero el reloj no huele a nada y no me gusta. La ropa huele bien pero es oscura y se parece a la que llevaba aquel hombre. No me quiero parecer a él. Incluso el señor Pablo y la señora María me tratan de forma diferente “Quién lo habría dicho” les he escuchado decir más de una vez. Ya no me mandan a hacer recados, pero aún así, a veces me regalan cosas. Esta noche Andrea me ha invitado a su casa.

Capítulo 8. Andrea

Al ver su cuerpo desnudo sobre la cama se me ha cortado la respiración. Tan solo una vez siendo un niño vi a una mujer desnuda y fue en una revista pegajosa que mi padre escondía bajo el colchón. He retenido esa imagen en mi cabeza durante toda mi vida para que me acompañara. La utilizaba en noches de insomnio y tardes de aburrimiento, pero este cuerpo me atrae con más fuerza porque también lo puedo oler << ¿Qué haces ahí pasmado? Acércate >> Me ha dicho con una extraña sonrisa en la boca. No entiende que quiero disfrutar de su cuerpo poco a poco. Esta noche es mío. Solo para mí. << Cállate Andrea y cierra los ojos. No quiero que te muevas. Quiero sentirme solo con tu cuerpo >>.

Al acercar mi boca a su cuello. Justo debajo del lóbulo de la oreja siento un deseo irrefrenable de besarlo, de morderlo, pero solo lo acaricio con mis labios mientras recojo lentamente su olor. Ella respira cada vez con más fuerza. Sobre su pecho el olor es diferente. Menos intenso, pero más dulce. Mis manos acarician casi sin tocar sus pezones que ahora son duros como piedras. Los muerdo con fuerza, pero solo con mis labios. Mis dedos juegan a bajar por su vientre lentamente y sin detenerse rozan ligeramente el muslo provocándole un pequeño escalofrío. Al besar el ombligo noto como una fragancia casi salvaje me empuja a seguir bajando hasta su entrepierna. Allí el olor que desprende su cuerpo pierde dulzura y gana en intensidad y aspereza. Me hipnotiza. Deseo tenerlo en mi boca. Morderlo. Siento una atracción difícil de controlar. Cuando te acercas a una mujer siempre desprende un olor característico, animal, y ahora he comprendido que ese olor es la suma de todas las partes de su piel. El cuerpo de una mujer es algo muy hermoso, como una inmensa escalera blanca que se alza entre dos barandillas doradas.

A partir de esa noche los encuentros con Andrea han sido muy agradables. Dice que tengo un talento especial para el sexo. Luego hablamos hasta que la luz del amanecer entra por las rendijas de la ventana. Ella me cuenta cosas de cuando era niña. Fue feliz hasta que le llegó la adolescencia. Luego dice que todo se torció. También me hace preguntas. Muchas preguntas. A mí no me gusta hablar pero con ella es diferente. << ¿Cómo era tú casa cuando eras un niño? >> << Nos cobijábamos bajo chapas y plásticos que encontrábamos. El suelo era de arena, lleno de pulgas y ratas en verano. Era un horno insoportable. Luego llegaba el frio y era aún peor, siempre mojado y con más ratas. Cuando te acostumbras a dormir con ratas no es tan malo. Casi nunca muerden, el inconveniente es que les gusta mear dónde viven y huele muy mal >> << ¿Pero nunca has tenido una casa? >> << Si tenía, esa era mi casa. Nosotros éramos mendigos, pordioseros. Nadie nos quería a su lado. Algunas veces intenté hacerme amigo de los niños del barrio pero les daba asco. Muchas noches los escuchaba rondar fuera. Venían y se meaban en nuestra chabola mientras reían y nos insultaban, luego tiraban piedras sobre nuestro techo hasta que se cansaban. >> << Es terrible ¿Y de qué vivíais? >> << Mendigábamos pero como yo era un niño riñeron a mi padre porque estaba prohibido y tuvimos que dejar de hacerlo. Pero teníamos que comer. Entonces mi padre decidió ser un gran ladrón. No lo era. Una noche lo pillaron y estuvo dos años en la cárcel. Al salir decidió robar solo a los pobres porque como él decía “A ellos no los protege la justicia”. Y su idea funcionó, nunca más estuvo en la cárcel, pero lo que robas a los pobres no vale mucho. Además se enfadan bastante y nos echaban de los pueblos y las ciudades. A partir de ahí nos convertimos en vagabundos. Luego, cuando yo aprendí a abrir todas las cerraduras ganábamos más dinero pero entonces mi padre bebía más y todo seguía igual. Yo tenía que comer casi siempre de lo que me encontraba en la basura. El hambre me ha hecho comer cartón, plásticos y una vez un zapato. Una noche, al terminar un “Trabajo” mi padre estaba eufórico y me dijo “Eres todo un experto hijo. Te he enseñado todo lo que sé, ya no puedo enseñarte más”. Esa misma noche lo maté porque ya no me servía y era muy molestoso vivir con él. Yo tenía diecisiete años >> Andrea se ha puesto muy seria y luego ha comenzado a reírse con una fuerte carcajada << Jajaja que cosas tienes, por un momento creí que… jajaja >>. Me sorprende que le haga tanta gracia saber que maté a mi padre. Para mí no fue algo alegre o gracioso pero tampoco fue triste. Simplemente hice lo correcto.

Una tarde Andrea vino a mi apartamento para decirme que su amiga Ana echaba de menos a su familia y que le gustaría ir a verlos << Pues que se vaya >> << No sabíamos si tú le ibas a dar permiso >> << ¿Por qué no? >> << ¿Y yo, puedo irme también? >> << Pues claro >>. No sé porque Andrea me hizo esas preguntas tan extrañas. A veces se ponía a régimen y quizá había comido poco ese día. Al día siguiente se despidieron de mí. Andrea estaba llorando y me abrazó << Si quieres que me quede solo tienes que decírmelo >>. Nunca me habían dicho algo así. Si alguien quiere irse se va y si quiere quedarse se queda. No es correcto que otro lo decida. Mi padre decía que cuando aprendes a no tener nada, la libertad es lo único que te queda.



Miguel Parra

Capítulo 1 y 2

Capítulo 3 y 4

Capítulo 5 y 6

Capítulo 7 y 8

Capítulo 9, 10 y 11




24/10/2020 - .Almería - La SGAE recuerda al Maestro Padilla, autor de Valencia, El relicario o el Himno de Almería, a los 60 años de su desaparición


21/10/2020 - .Almería - Los almerienses Nuevos Aires y los canarios Troveros de Asieta, en La Noche de la Música Latina, este sábado en el Teatro Apolo


20/10/2020 - .Almería - El Ayuntamiento incentiva las compras del comercio tradicional con sorteos semanales


15/10/2020 - .Almería - Mecenas del Museo, abre sus puertas una nueva exposición con guitarras donadas y cedidas al Museo Antonio de Torres




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h