Lunes, 21 de Septiembre 2020
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 09/08/2020

HEMOS SIDO MUCHOS

Hoy en día, tenemos otra lucha donde es necesaria que participe tanto los viejos como los jóvenes ya que el Covid-19 no hace distinciones y se aloja donde atisba el mejor refugio para su supervivencia ya que viendo la indiferencia que le mostramos, la fortalece y le da lo mismo posarse en una guardería que en una residencia de ancianos..

Almeria 24h
Compartir en Facebook


HEMOS SIDO MUCHOS


PUBLICIDAD

Hace días, mi amigo Miguel Parra, me indico que se había celebrado el Día de la Amistad. Días posteriores, resulta que se celebraba el Día de la Arqueología y no me entero sino vienen a hacerme la prueba del Carbono -14 como reliquia digna de estudio aunque poca dedicación a su conservación. Mientras, la población olvidaba las normas básicas amparadas bajo los valores de la solidaridad y empatía entre ellos, sobre todo, cuando pocas veces se le ha exigido a esa sociedad una implicación tan directa y activa y encima nada ha salido como estaba previsto debido a la tan profunda reflexión de la frase tan nuestra de “corazón que no siente…” y así vamos contemplamos nuestro presente y el incierto futuro.

La desidia de la protección y consiguiente protección de los demás no son sólo de los jóvenes veinteañeros ya que hemos sido gentes de toda índole y condición: De un pubertizado joven bajo los efectos de su presencia en un botellón hasta el anciano que se masajeaba sus huevos en un velador haciendo alarde de que ellos ya que se consideraban inmune a cualquier referencia vírica.

Tenemos en mente todos los lemas – a través de siglos - construidos para caso y ocasión tales como “no nos apenemos o afligidos por la situación” “ Fijaros en muertos que padecen el cáncer” y en plena “salutación” a los ancianos; “Que se queden en casa…” demostrando que el acné juvenil no tolera la frustración de quedarse en casa haciendo patente que su hormonal etapa no merece la penitencia de sacrificarse por nada ni por nadie y se olvidan por completo de cómo hemos llegados a ser viejos y que hemos dejado muchas batallas y adolescencia en la senda del camino para que hoy en día gocen de privilegios sociales a los incapaces de controlar sus apetencias juveniles. Los que hemos demostrado que nuestros andares y vivencias es sumamente frágil cuando tenemos 44.000 muertos, pero que nunca se han dado cuenta que surgimos de una vivencia sumida entre penurias, temores, hambre y privaciones, mientras, en completo desconocimiento de todos los andares del porqué están aquí, las “peñas juveniles”, se agolpan sin protección en cualquier lugar de riesgo y exigen simplemente que la cerveza esté fría.

Hoy en día, tenemos otra lucha donde es necesaria que participe tanto los viejos como los jóvenes ya que el Covid-19 no hace distinciones y se aloja donde atisba el mejor refugio para su supervivencia ya que viendo la indiferencia que le mostramos, la fortalece y le da lo mismo posarse en una guardería que en una residencia de ancianos..

Da la impresión de que más que exterminar la pandemia la estamos desafiando. La estamos retando cuando su trinchera es invisible y solo contamos con la barrera de protección que a veces resulta hasta baladí. Que hay una verja alocada que asaltamos por ocupar los espacios que antes teníamos sin tener en cuenta la avanzadilla de esa pandemia. Esos abanderados sin control disparatado no es el aconsejable ya que se antepone el equilibrio de la economía olvidando el factor humano cuando el virus ya hace su aparición en la Bolsa.

Nos queda mucho “elàstico” – en el argot ciclista – muchos kilómetros que recorrer y muchas etapas, y lo más lamentable…, la contrarreloj donde el esfuerzo máximo a veces, es demoledor. Nos queda una ruta donde la voluntad y energía depende de todos.

Parece ser que disputamos de forma zafia/tosca,, rayando en la ignorancia lo que tenemos encima debido que es el rebrote de una pandemia asentada en nosotros y parece que asistimos a una ceremonia fútil y hasta pueril como si siempre la hemos padecido accionando la imbecilidad que siempre nos ha acompañado. Creemos que estamos a salvo sin pensar que bajo protección, te salvas tú y ayudas a que se salven los demás. Bueno…, que viva los botellones para que al día siguiente tenga que hacerte análisis agregando a algunos ancianos curados de espantos.

Juan Marcelo





08/08/2020 - .España - REYES Y REINAS DE ESPAÑA EN EL EXILIO


03/08/2020 - .España - HENCHIDO DE ORGULLO


31/07/2020 - .España - La televisión pública, TVE, no puede olvidar que no es una televisión privada


28/07/2020 - .España - Fracaso rotundo. El Congreso de los Diputados da la espalda a las políticas sociales




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h