Lunes, 28 de Septiembre 2020
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 07/04/2020

UN SOLO COLOR

También hay que considerar que esta pandemia, ha sido muy ecuánime y equitativa ya que se ha llevado tanto a ricos como pobres y en su furor; no ha respetado parias en ínfima condiciones ni ilustres apellidos

Almeria 24h
Compartir en Facebook


UN SOLO COLOR


PUBLICIDAD

He decidido ponerle un poco de humor a “nuestra reclusión en pijama” Despertar alguna sonrisa a la gente que nunca ha pensado mirar con tanto ahínco y constante mirada desesperada al almanaque. Empiezo por lo serio y después…

Todos mis sentimientos más entrañables hacia mis compatriotas, vecinos, paisanos que han dejado su vida por un germen extraño en una época o tiempo donde la tecnología te permite ver la imagen de alguien a miles de kilómetros. Un virus que una vez debilitado y afortunadamente desaparecido, no nos va a permitir alardear el “ser quienes fuimos”. Esta pandemia, va a tener el privilegio de regenerarnos y ser conscientes de que tenemos que ser mejores ya que nos ha dotado de desprendernos de la coraza del egoísmo personal y buscar el cobijo de la aldea que siempre hemos considerado ajena con la idea y tendencia que al hacernos vulnerables, nos necesitamos los unos a los otros y nos damos cuenta que todos somos válidos y emprendemos la guerra bajo una solo color.

Quizas el Covid -19 y sus hijos de putas creadores, nunca sospecharon que al extender ese maligno personaje entre la población, obtuvieran los resultados apetecibles y se han estrellado en una palabra bien definida en el catalogo vivencial que se llama solidaridad en su lucha contra dicha maligna ocupación en resulta que nos ha hecho más conscientes, más adhesión al colectivo humano; hacia nuestro prójimo, más juiciosos…, más consecuentes, dado que la rivalidad en pensamientos ha sujetado y almacenado los piñones para que no se desprenda de la piña que gracias a este virus, ha afianzado y respondido a que todos estemos bien consolidado en el árbol de la comprensión dirigida en ayuda y auxilio al que lo necesita sin importar raza, condición o credos. Todos a una relegando ideales políticos no permitiendo que el carro de la avenencia y socorro colectivo se pare.

También hay que considerar que esta pandemia, ha sido muy ecuánime y equitativa ya que se ha llevado tanto a ricos como pobres y en su furor; no ha respetado parias en ínfima condiciones ni ilustres apellidos. Las ciudades contaminadas han recuperado el oxigeno. Los hielos de los Polos se afianzan.

El cambio climático se estabiliza y Santiago Abascal queda mermado en sus fuerzas para protagonizar un golpe de estado. La adicta semana santa suprimida y el Clero mermado en su particular enriquecimiento tanto dogmatico como crematístico. A todo esto, me llama mi amiga asturiana, Tránsito Vial, de Gijón, psicóloga, para que opine sobre un caso expuesto sobre una paciente que le pregunto si debía casarse y quería saber mi respuesta. Le respondí que haga lo que haga, se arrepentirá. Me confiesa esta amiga que la única satisfacción que tiene es esperar a la ocho de la noche para asomarse al balcón y batir sus palmas en reconocimiento a nuestros médicos y sanitarios que exponen su vida para salvar otras.

Que ha engordado tres kilos y piensa en ponerse a régimen pero después se acerca a la nevera y al ver los alimentos acumulados, duda si consumirlos y dejar la dieta para Junio.

Mensaje de mi profesor favorito, Cojonciano Ceropelotéz que se ha recluido - debido a la pandemia que él llama “desaceleración de los músculos pélvicos” – en la Abadía de los Hermanos bien Calzados - y que después de pasarse el día en continuos ruegos y plegarias, me solicita si tengo un hueco en mi terraza o busca refugio en Lombardía.

El antiguo compañero de estudios de origen greco-chipriota, Darporculos Konstante que me ha localizado vía Internet y que todavía se acuerda del fiasco cuando el profesor le pregunto por el gentilicio de los habitantes de Cerdeña y el contesto que eran cerdos. Qué tiempos aquellos en que no sabíamos que eran Sardos. Tiempo que ya no volverán al igual que la historia nunca se vuelve atrás aunque se puede repetir.

Ahora, después de esta crisis, nos queda un mundo por conocer y a donde va a derivar. ¿Dónde nos van a encasillar? ¿Dónde va a ser el encuadre donde nos metan? Que será de nosotros cuando nuestras batallas y recuerdos no las llevemos en la mochila.( Igual me encuentro a mi profesor Cojonciano en un oscuro túnel discutiendo con el talentoso inventor del desaparecido programa de TV, ¿Quiere usted ser millonario?)

Juan Marcelo





03/04/2020 - .España - Vamos a vestir España de azul y verde


12/03/2020 - .España - Una Ley educativa para el siglo XXI


10/03/2020 - .España - Un grupo flamenco denuncia que un hotel no les da habitación "por ser gitanos"


16/02/2020 - .España - Pasos para una nueva financiación




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h