Martes, 10 de Diciembre 2019
 Localidad:  
 Comarca:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Opinión - Juan Marcelo
(La Regadera) - 29/09/2019

CUANDO EL BALON ES SUPERIOR AL CANCER

Mientras el futbolista hace alarde de perseguir un balón, un joven investigador persigue la meta de buscar soluciones a enfermedades

Almeria 24h
Compartir en Facebook


CUANDO EL BALON ES SUPERIOR AL CANCER


PUBLICIDAD

(Es muy conocida y reconocida mi faceta de historiador) Una teoría lingüística, dice que “Hispania” viene del fenicio i-spny que significa…, “tierra de conejos” y no feudo de picaros que creíamos que era nuestro santo y seña. Después, nos invadieron los etruscos que fundaron el Banco Central Europeo hasta que siglos después, asentaron sus dominios y señorío la etnia retruscos simbióticos, los IBEX- 35, que dedicaron su idioma a altas esferas que…

-(¿) – reprobación visual de mi regadera.

- ¡Vaya… perdón; me he dejado embargar por mi innata sapiencia y no quiero apabullaros con mi sabiduría! El tema era otro…, jóvenes que desconfían de su futuro.

Unas batas blancas revoloteando por los pasillos de un laboratorio de personas dedicadas a que los males y enfermedades que exterminan a la población, intentan aislarlos /paliarlos a través de la investigación y dedicación. Personas dignas de todos elogios mientras 22 millonarios, le pegan patadas a un balón. En Este País, hay mucha gente que se pone la bata blanca, caso del futbolista e inefable Gareth Bale, donde no es muy propenso a deshacer tumores ajenos.

Nada tiene que ver con nuestros jóvenes que se han quemado los ojos en pupitres, bibliotecas, laboratorios y exámenes: Noches en blanco, viajes y estancias en otras Universidades cuyo coste parte a través de familias sacrificadas dedicadas a que su vástago tenga un futuro mejor para aprender no como Bale que viaja a otras ciudades en aviones de lujo y cuyo lujo es todo pagado por el Club y que procede a que el ínclito gales cobre 33.000 euros diarios, el equivalente a doce millones de euro al año.

Resulta que el galés, batallando tras un balón y cuya juventud es equiparable a nuestros jóvenes científicos, la distancia salarial es enorme por no decir abismal: Mientras el futbolista hace alarde de perseguir un balón, un joven investigador persigue la meta de buscar soluciones a enfermedades; a encontrar técnicas o tecnología para mejorar aspectos sociales pero su desdicha, es no correr tras un balón y conformarse con 33 euros diarios y perennes recortes en proyectos que meta un gol al cáncer y otras enfermedades que asola la población cuando los antibióticos no han sido creado precisamente en un césped con 22 millonarios desfilando tras un balón.

Quizás, no nos demos cuenta de que las patadas que dan estos futbolistas que viven a cuerpo de rey, esas patadas las recibe el País cuando un partido de futbol, nos hace olvidar nuestros males y carencias y si encima, contemplamos un Gareth Bale cuyo nuestro idioma se los pasa por la entrepiernas y cobrando lo que cobra no se despega del Real Madrid aunque su dedicación más sólida es el Golf. Mientras, sigue pasando por caja donde la misma la tiene asegurada. Nunca se fijara en un laboratorio que mermado de recursos en sus estudios, no se van a dedicar a fabricar fanáticos de ese deporte sino a elaborar proyectos que libre a la sociedad de males que exterminan nuestra gente y mejorar aspectos individuales a la población pero que no gozan de la desgracia de correr tras un balón y más, cuando las vacunas no se ha gestado en una portería ni en una grada llena de enfebrecidos fanáticos.

Nuestros jóvenes investigadores, aquellos que cobran 33 euros al día con mochila al hombro de su sustento diario, provistos de una fe nada quebrada, se hacinan en cuatro paredes en su busca para eliminar males y sufrimientos que azota la humanidad mientras esos millonarios que buscan engrandecer su nómina futbolística, persiguen un balón en que en nada palia padecimiento y molestias orgánicas, sin embargo, si se encargan de protagonizar una victoria donde la gente que asiste a tal evento, olvide sus males y las condiciones de precariedad que asolan su existencia.

Sigamos adorando y fabricando ídolos de pantalón corto como si no fuera suficiente hacer rogativas a santos con túnicas. Escudos y camisetas. Nuestra vida, depende de nuestros jóvenes que dejan parte de su vida en la investigación y mejora de la sociedad metiendo un penalti a las enfermedades y dolencias que sufre la población y que “reetruscos” gobernantes dotes de suficientes medios y apoyo para que nuestra joven gente tengan el soporte para continuar en su investigación sin necesidad de darle patadas al balón y que dado los salarios tan abisal que recibe un futbolista, es como pegarle patadas a un País y golear a los preocupados jóvenes en pos de acertar en sus estudios e investigaciones para hacernos la vida más segura y perdurable.
Juan Marcelo




24/09/2019 - .España - ¡QUÉ ESPECTACULO, SEÑOR, QUÉ ESPECTÁCULO!


22/09/2019 - .España - Lección de saludo y bienvenida a los nuevos alumnos de mi Facultad


08/09/2019 - .España - Impuestos simbólicos o como desplumar al ganso


08/09/2019 - .España - Catalunya, ni un pas enrere




 Almeria 24h adaptado a problemas de visión  Almeria 24h para dispositivos Móviles  Seguir a Almeria24h en Twitter  Almeria 24h en Facebook  RSS de Almeria 24h